cómo perder peso sin morir en el intento

Cómo perder peso sin morir en el intento

Como ya comenté en un artículo anterior, perder peso cuesta al menos cuando ya lo has intentado más veces. Y dependiendo del tipo de dieta que hayas seguido y lo que hayas hecho tras conseguir tu objetivo. Por eso, quiero aprovechar para contarte cómo perder peso sin morir en el intento.

Primero de todo, me gustaría que tuvieras en mente la siguiente frase:

Todas las dietas bien planificadas y que supongan un déficit calórico en el gasto individual sirven para adelgazar.

Eso no significa que tengas que pasar hambre o que no puedas comer en alguna ocasión una onza de chocolate, salir a comer fuera o celebrar un cumpleaños con tu familia y amigos.

Además, te recuerdo que se tiene que adaptar a tus características (sexo, edad, altura y actividad física), horarios y actividades familiares, sociales y laborales. De esta manera, podrás mantenerla durante el mayor tiempo posible hasta conseguir tu meta (reducir tu porcentaje de grasa corporal, ganar músculo, reducir colesterol, etc).

Si tienes claro lo anterior, ya puedes pasar a la acción. ¿Cómo? Te lo cuento a continuación.

  • Anota en una libreta o un word todo lo que comes a lo largo del día y a poder ser con las cantidades. De esta manera, podrás darte cuenta de si comes suficiente, la frecuencia de consumo de cada grupo de alimentos.
  • Incluye también cuál es tu nivel de hambre antes y después de comer así como te sienta la comida y el tiempo que tardas.
  • Cuando lo tengas, revísalo y escoge la comida en la que te cueste comer bien o los hábitos que quieras mejorar. Algunos ejemplos son que bebe refrescos en todas las comidas o al mediodía, sólo comes una fruta al día o tiendes a picotear en la cena.
  • Haz el cambio progresivo de manera que puedas cumplirlo. Por ejemplo, si bebes una lata de refresco diaria reduce a la mitad hasta que no tomes ninguno o sólo un par de días por semana. ¿Acaso crees que al quitarlos de un día para otro podrás mantenerlo?

Así serás más consciente y sin darte cuenta alcanzarás la meta que te hayas propuesto. Quizás no sea al ritmo que quieres pero lo importante es el progreso que te va acercando al final.

plato saludable sobre cómo perder peso sin morir en el intento

Respecto a la dieta, es imprescindible que incluya una gran variedad de verduras y hortalizas y alimentos proteicos como pescado, legumbres, huevos o carne. Tampoco es necesario que evites los hidratos de carbono (arroz, pasta, pan, quinoa…), si no que ajustes las cantidades a tu actividad física y que sean un acompañamiento de las verduras o el segundo plato.

Las grasas como el aceite de oliva, los frutos secos también los puedes consumir aunque procurando ceñirte al plan que te entregue y comente tu dietista-nutricionista. Normalmente, se aconseja como mínimo 3 cucharadas soperas de aceite y unos 15-20g de frutos secos para evitar el estreñimiento que suele producirse al principio.

En cambio, los lácteos pueden ser tanto enteros como desnatados, lo único que varía es que los primeros te llenan durante más tiempo pero no afectan a la pérdida de peso.

Respecto a las frutas, es preferible que las comas enteras sin importar que lo hagas antes o después de las comidas principales. Depende de cómo te siente ya que no existe ninguna relación entre la pérdida de peso y comer la fruta de postre.

En resumen, de lo que se trata es que en tu día a día predominen los alimentos saludables y en las cantidades suficientes para cubrir los requerimientos diarios de nutrientes.

Espero que hayas entendido cómo perder peso sin morir en el intento.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *