Malabsorción de nutrientes

Malabsorción digestiva: aprende un poco más

La malabsorción, tal como indica la palabra, es la incapacidad parcial o total de asimilar todos los nutrientes que llegan a nuestro organismo a través de la alimentación. Mayoritariamente, es secundaria a alguna patología o intervención quirúrgica.

Orígen de la malabsorción

Además, afecta a cualquier parte del aparato digestivo, aunque normalmente es de origen intestinal. Dicha malabsorción incluye a todos los nutrientes. Sin embargo, las vitaminas, los minerales y las grasas son los más afectados. También puede haber malabsorción de azúcares como la lactosa producida por la atrofia de las vellosidades intestinales. Incluso a proteínas en cuyo caso se observaría mediante la pérdida de peso y masa muscular.

Entre las patologías implicadas en la malabsorción destaca las inflamatorias intestinales (Crohn y Colitis Ulcerosa), colon irritable, pancreatitis (malabsorción y digestión lenta de las grasas por falta de enzimas), síndrome del intestino corto (por extirpación de una zona concreta), gastrectomia o cirugia bariátrica al reducirse el tamaño del estómago o empalmarlo con el intestino y celiaquía de la que os hablaré con más detalle próximamente. También puede producirse por una hepatopatia o insuficiencia renal.

Diagnóstico y síntomas

El diagnóstico se establece mediante una analítica sanguínea específica según el caso (proteinograma, vitaminas y minerales afectados, test del hidrógeno o fecal).

causas y diagnóstico malbasorción

Los síntomas principales son:

  • Pérdida de peso, especialmente de masa muscular.
  • Cansancio. Puede ir acompañado de anemia.
  • Falta de memoria (por falta de vitamina B12).
  • Gases y diarrea.
  • Osteoporosis aunque sólo si no se detecta a tiempo y no se pone tratamiento.

El tratamiento es personalizado y va a depender de la causa. Si afecta a una vitamina o mineral, se usa un multivitamínico (si afecta a varios) o el nutriente concreto por vía oral. En caso que la absorción por esta vía estuviera alterada por intolerancia o incapacidad se daría intravenoso o intramuscular.

Si nos hubieran operado y afectase a la alimentación global, disponemos de módulos completos o predigeridos en formato batidos o polvos para disolver en un líquido. Nutricionalmente, tampoco es que sean de lo mejor ya que llevan azúcares u edulcorantes en el caso de diabéticos. Se pueden tomar por boca o sonda.

Si hubiera digestiones pesadas con ardores, hinchazón abdominal o esteatorrea (presencia de grasas en heces) el tratamiento son las enzimas para acelerar el proceso y reducir los síntomas.

Finalmente, en el caso de atrofia intestinal o alteración de la microbiota, se restauraría mediante pre y probióticos.

síntomas y tratamiento malabsorción

 

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *