Bizcocho vegano con crema de chocolate y fresas

¿Qué necesitas?

240g de compota de manzana (fuji o royal gala)

420g de harina integral de trigo o trigo sarraceno

40g de levadura

240g de crema de dátiles

600ml de bebida de arroz y almendras

100ml de aceite de oliva virgen

1 cucharada de postres de canela

Para la crema de chocolate (receta adaptada de Veganeando):

100 g anacardos crudos remojados

25 ml manteca de cacao

20 g cacao puro en polvo

1-1’5 cucharadas soperas de crema de dátiles (según vuestros gustos)

11 fresas

Elaboración

Primero de todo, lava y pela las manzanas. Córtalas en dados, colócalas en un plato hondo tapado y cuécelas durante 6 minutos al micro a máxima potencia.

Mientras tanto, retira el hueso de los dátiles y remójalos en agua tibia. Déjalos como mínimo 1 hora. Pasado el tiempo, escúrrelos y tritúralos con un poco de agua hasta obtener una masa homogénea y colócalos en un bol.

Todo seguido, tritura la manzana y añádela en el bol. Agrega el resto de líquidos (la bebida vegetal y el aceite) hasta que estén bien integrados. A continuación, tamiza la harina con la levadura y la canela y añádelos al bol. Mézclalo bien con una cuchara.

Por último, engrasa un molde con aceite y vierte la mezcla. Hornéalo a 180ºC (arriba y abajo) durante 40-45 minutos. No te olvides de comprobar con un palillo si está bien cocido. Mientras, tritura los anacardos con agua hasta obtener una crema blanca.

Funde la manteca de cacao en el microondas y añádela junto al cacao y mézclalos con la crema de anacardos. Puedes añadir crema de dátiles para contrarrestar el amargor del cacao. Resérvala.

Lava las fresas y retírales las hojas y córtalas por la mitad.

Una vez frío el bizcocho, desmóldalo y cúbrelo por encima con la crema de chocolate. Decóralo con las fresas.

¿Por qué sustituir el huevo por manzana?

Hace un par de años, decidí formarme en alimentación vegetariana y vegana y así fue como la curiosidad por la cocina me llevó a hacer webinars y descubrir unos blogs de recetas muy interesantes. Y fue cuando tras rebuscar contenido, me topé con las diferentes maneras de sustituir un huevo. Así que me aventuré a practicar.

Los resultados eran increíbles, al menos con tofu y plátano. ¿Y la manzana cocida? No había blog que no lo comentara pero no encontré receta alguna. Así que fui probando sin resultados. Masas líquidas, tipo mousse, imposible de cuajar y lo dejé de intentar hasta el mes pasado, que me propuse hacer mi bizcocho de cumpleaños que es hoy.

Tuve la suerte de ver el reto de postres de Miriam Fabà (Veganeando). Fue una semana intensa con recetas varias, resolviendo dudas y proponiendo alternativas en caso que tuviéramos acceso por no ser temporada o costase de encontrar algún ingrediente. Con ella aprendí a hacer unos muffins con semillas de lino trituradas, tan fácil que salieron a la primera. Y hubo alguien que comentó lo del puré. Y lo más importante, que fuera espeso. Y me puse manos a la obra y tras un par de intentos, salió este resultado increíble.

¿Por qué usar Fuji o Royal Gala?

No hay manzana igual que otra. Cada una tiene sus características, de color, sabor y textura. Es importante saberlas combinar y utilizarlas en las recetas. Podéis mirar esta infografía sobre las manzanas que hizo el comidista.

Pues bien, las Fuji o Gala son crujientes, jugosas y aromáticas y que al cocinarlas se quedan firmes y apenas sueltan agua. Eso hace que sean aptas para sustituir el huevo, por qué le dan esponjosidad al bizcocho.

Además, que aunque soy una tremenda fan de las golden, no se obtienen buenos resultados por la cantidad de agua que tienen.

¿Os animáis? Si lo hacéis, colgad o enviadme vuestras fotos en redes para que vea lo buen cocineros que sois.

 

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *