falafels de lentejas

Falafel de lentejas

¿Qué necesitas? (12 unidades tipo hamburguesa)

Se me ocurrió tras ver que uno de los participantes de #LentejasBloggers (que ya podéis consultarlas en la web oficial del evento) presentó una receta parecida (en las que las lentejas eran cocidas). Así que como todavía me quedaba uno de los saquitos de Tierra de Campos, pensé en aprovechar para hacer más platos.

Además, era la oportunidad para probar unos falafels diferentes, sustituyendo los garbanzos y añadiendo zanahoria puesto que es una de mis hortalizas favoritas.

Falafels de lentejas

Falafels de lentejas

  • 540g de lentejas crudas
  • 270g de zanahorias
  • 20g de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Harina integral
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen
  • 1 cucharada de café de pimentón dulce
  • 1 cucharada de café de cebolleta picada
  • 1 cucharada de café de comino
  • Una pizca de sal

Salsa de yogur y apio:

  • 3/4 de yogur natural
  • 1 rama de apio
  • Zumo de limón
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

Antes de nada, pon las lentejas a remojo desde la noche anterior. Al día siguiente, escúrrelas en un colador y tritúralas hasta que estén bien picadas. Resérvalas en un bol.

A continuación, pela y lavas las cebollas, el ajo y las zanahorias. Córtalos en trozos y tritúralos con la picadora. Todo seguido, añádelos al bol y mézclalo todo tras poner las especias y el aceite hasta que esté bien integrado. Por último, añade la harina poco a poco y que te permita darle forma sin que se disgregue.

Una vez tengas una buena masa, coge un puñado y dale forma de hamburguesa. Y ahora sólo falta cocinarlas. Tienes un par de opciones: freírlas en aceite o dorarlas al horno, dependerá si te gustan crujientes o no o de tu afán por los fritos. Particularmente, si los consumes esporádicamente puedes usar la freidora o la sartén sin problemas, aunque te recomiendo que prepares un plato con papel de cocina absorbente.

Mientras tanto, puedes preparar la salsa. Primero, has de lavar y picar el apio en dados pequeños. Y luego, mezcla todos los ingredientes en un bol. Recuerda probarlo para rectificarlo de sal y limón.

Los puedes acompañar de una ensalada con brotes y tomate o unos rábanos con pipas de calabaza o unos frutos secos como las nueces o los piñones aliñados a tu gusto.

Alérgenos: lentejas, harina, yogur y apio.

Aclaraciones

El remojo es clave para inactivar el ácido fítico que impide la absorción de minerales como el calcio y el hierro. Si quisiéramos hacer las lentejas estofadas, no sería necesario ponerlas en un líquido previamente, dado que se cuecen con agua, y más si te gustan estofadas.

Te recomiendo que no las cuezas dado que al triturarlas te quedará una masa tipo croqueta. Además, no te preocupes dado que las cocerás posteriormente.

Propiedades nutricionales de los falafels de lentejas

Las lentejas son una muy buena fuente de proteínas vegetales. A pesar de que no puedan considerarse como de alto valor biológico por qué les falta la metionina y la lisina. Pero no es un problema puesto que tomar a lo largo del día frutos secos, semillas, arroz, pasta o pan las tomaremos. Además, nos aportan fibra y minerales como el potasio, el magnesio y el hierro entre otros.

Respecto a las zanahorias, son una excelente fuente de betacarotenos que le confieren color naranja. Se trata de un precursor de la vitamina A que nos protege la piel, especialmente del sol y también las mucosas. Posee un efecto prebiótico por la fibra que contiene al dejarla enfriar tras cocinarla.

Las especias son las que darán el toque especial, por lo que puedes ponerlas a tu gusto.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *