helado de manzana al horno

Helado de manzana al horno

¿Os apetece un helado? Me imagino que todos responderéis al unísono que sí. Así que esta va a ser la receta de hoy.

¿Por qué de manzana? Porqué siempre suele cogerse el plátano como base y me apetecía cambiar. Al final, una termina cansándose y opta por probar algo nuevo. Además, todavía recuerdo aquel helado de manzana al horno (si, como leéis) que te ofrecen en el Rocambolesc, la heladería de los hermanos Roca. Esto hará unos 4-5 de años, que el tiempo pasa muy deprisa.

Y ahora ha llegado el momento de buscar la versión saludable sin azúcares añadidos. Si queréis saber cómo hacerlo en casa, seguid leyendo.

helado de manzana al horno

¿Qué necesitas?

  • Un par de manzanas golden
  • 1 cucharada de yogur griego sin azúcar ni edulcorado
  • Una cucharada de café de canela

Elaboración

Primero de todo, lavad y secad la fruta.

A continuación, pelad las manzanas y descorazonadlas. En caso que tengáis descorazonador, podéis partidlas por la mitad y luego en cuartos. Así os resultará más fácil quitar la parte central. También se pueden hacer piel. Es cuestión de gustos. El siguiente paso es cortarlas en dados.

Todo seguido, los ponemos en un plato tapado o bien en un estuche de vapor. Se dejan cocer al microondas a máxima potencia unos 6-7 min. Dependerá del tamaño de los trozos. Eso sí, vigilad que no se os quemen.

Una vez bien cocidas, dejadlas enfriar y congelarlas. Al día siguiente, sacadlas un rato antes del congelador (aprox. 20-30 min). A continuación, ponedlas en la batidora y a triturar. Añadid una cucharada sopera de yogur, preferiblemente griego por la cremosidad, y la canela. Seguid batiendo hasta obtener una mezcla homogénea. Servidlo en un bol y volverlo a poner en el congelador 30-45 min.

Y a disfrutarlo.

Alérgenos: yogur (alergia a proteína de leche de vaca) y manzana (alto contenido en fructosa  y LTP).

Propiedades nutricionales

Estamos hablando de fruta. Así que la fibra y el almidón resistente que no falte. Además, cuenta con vitaminas y minerales.

A mí me parece una idea estupenda para ofrecérsela a los niños. Y también para personas que requieren una dieta de fácil masticación. Ojo, que no con disfagia a líquidos.

Pueden consumirla hasta los diabéticos que para eso solo lleva el azúcar de la manzana. En cambio, si tienes intolerancia a la fructosa o problemas digestivos que se manifiesta con hinchazón, dolor abdominal o diarrea, siento decirte que no está indicada para ti.

Y para que luego digan, que los helados no pueden ser sanos.

¿Os apetece probarla? Espero que sí y os animo a que compartáis con todos si os ha gustado o se os ocurre darle un toque personal etiquetándome o dejándome un comentario.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *