hábitos saludables

Come saludable y ganarás salud

¿Por qué es importante comer bien?

La alimentación es un pilar fundamental junto a otros factores para tener un buen estado de salud. Por eso, es primordial seguir un estilo de vida saludable mediante una alimentación equilibrada y la práctica regular de ejercicio físico. Se debe mantener a lo largo de todas las etapas de la vida.  Lo ideal es instaurarlos en la infancia ya que te ayudará en la prevención de todas aquellas enfermedades relacionadas con la alimentación como la obesidad, la diabetes o la hipercolesterolemia. Además, solo con el hecho de cambiar tus hábitos para que sean más saludables puedes mejorar tu estado de salud.

Descubre si tu alimentación es saludable

  • Incluye verduras y hortalizas en todas las comidas principales. Pueden ser crudas o cocidas e incluso tomarlas de distintas formas como en cremas, ensaladas, brochetas, hervidas o al vapor o salteadas.
  • Los hidratos de carbono, aunque no son imprescindibles, pueden ser un buen acompañante. Es mejor que sean integrales debido a su contenido en fibra.
  • Cuanto a alimentos proteicos, prioriza el consumo de los de origen vegetal como las legumbres (mínimo 3 veces por semana) y el  pescado azul. Limita el consumo de carne, sobretodo roja. Los huevos
  • Consume 2-3 frutas al día, de temporada y si puede ser locales. Procura evitar los zumos ya que no es lo mismo que una pieza entera. Además, contienen menos fibra y un mayor contenido en azúcar.
  • Los lácteos, aunque llevan calcio, no son la única fuente de este mineral. También se encuentra en las almendras, la soja, las semillas de lino, los vegetales de hoja verde y las crucíferas (col, coliflor, brócoli…).
  • Incluye un puñado de frutos secos diariamente. Contienen fibra, vitamina E con poder antioxidante y ácidos grasos omega-3.
  • Usa aceite de oliva para cocinar y aliñar los platos.
  • Utiliza formas de cocción con poca grasa como vapor, horno, hervido, salteado, microondas. Limita el consumo de fritos y rebozados.
  • Evita el consumo de bollería (galletas incluidas) y pasteles.
  • La bebida fundamental es el agua. Evita todo lo posible las bebidas azucaradas y el alcohol.

¿Sigues una alimentación saludable? Si no es así, aun estás a tiempo para mejorar e ir instaurando nuevos hábitos beneficiosos para tu salud. Siempre que quieras aprender a alimentarte mejor, debes acudir al DIETISTA-NUTRICIONISTA ya que se encargará de elaborar un plan de alimentación adaptado a tus necesidades y realizará un seguimiento de tu evolución. Te facilitará toda la información que necesites (ejemplos de menús, recetas, consejos) y hará todo lo posible por conseguir instaurar el cambio de hábitos.

Por último, recuerda realizar algún tipo de actividad física cada día para conseguir mejorar aún más tu estado de salud.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *